>  >  > 
Trucos prácticos para desplazarse en París

Coger el coche y desplazarse por París es abordar una carrera de obstáculos. Velocidad muy lenta, dificultad para aparcar, atascos, etc. La duración del trayecto no se asegura jamás, pero el estrés y la fatiga siempre están presentes. Un auténtico calvario. Sin embargo, existen soluciones alternativas, así como trucos para desplazarse en coche por París ¡e incluso encontrar una plaza de aparcamiento!

Dé preferencia al periférico antes de entrar en París

Coger el coche para dirigirse a París no es un plato de gusto. Si llega de provincias o de la periferia parisina, tome enseguida el periférico. Más de 35 kilómetros de carretera sin semáforos, la circulación es más ligera que en el centro de París. Además, los paneles luminosos a lo largo de todo el recorrido le indican en tiempo real la duración exacta del trayecto. Preste atención a los automovilistas que entran al periférico por su derecha y a los numerosos radares. Tenga presente que la velocidad máxima autorizada es de 70 km/h. Dotado de 30 salidas, elija la que esté más cerca de su destino para dejar el periférico y entrar en la capital.

Evite las horas punta

Las horas punta hay que evitarlas en la medida de lo posible. La densidad de coches es impresionante y el tiempo perdido también. V-Traffic.com, una web especializada en tráfico en tiempo real, ha realizado un estudio durante 4 años y ha llegado a la conclusión de que el martes por la mañana y el viernes por la tarde son los peores momentos para circular por París. Confíe en ellos.

Infórmese sobre el tráfico

En sus trayectos, trate de obtener información sobre el tráfico en tiempo real. Sintonice la frecuencia 107.7 en su radio. Esta última le informará sobre el estado de la circulación en su zona, así como sobre la existencia de accidentes, obras o manifestaciones. Los GPS, así como los smartphones conectados a Internet permiten también estar al corriente sobre el tráfico vial y la duración de sus trayectos.

Aparcar en París es posible

Pese a que resulta increíble, siempre hay una solución para aparcar en París. Elija los parkings subterráneos siempre que tenga ocasión. Por una tarifa de 5€ por 2 horas, disfrutará de un estacionamiento seguro. Infórmese antes de su viaje para localizar el parking subterráneo más cercano a su destino. También puede aparcar en la calle, pero hay pocas plazas. Si lo consigue, no olvide ir al parquímetro y dejar el tique bien visible sobre el salpicadero. El precio del aparcamiento es generalmente de 4€ la hora y el pago se hace con una tarjeta que se compra en un estanco. El aparcamiento es gratuito por la tarde a partir de las 20h hasta las 9 h del día siguiente y el domingo todo el día.

La visita a París en scooter

Solución alternativa y más práctica, el scooter es un medio de locomoción cada vez más utilizado en París. Estable, rápido y manejable, también permite desplazarse fácilmente en la capital. Más fácil de aparcar porque ocupa menos, permite ganar mucho tiempo en los desplazamientos. Además, las plazas de aparcamiento para 2 ruedas son bastante numerosas.

Comments

comments

Comparta el artículo