>  >  >  > 
Saber todo sobre la conducción en Portugal

Las carreteras portuguesas están bien mantenidas y la visita del país a bordo de un vehículo resulta ser una solución de las más sencillas. Sin embargo, aunque la legislación en materia de seguridad en carretera difiere poco de la de otros países europeos, la prudencia al volante no debe ignorarse porque el número de accidentes es superior a la media europea. Para realizar una estancia con toda seguridad, descubra las principales normas que hay que cumplir en las carreteras portuguesas.

Edad mínima y documentos oficiales requeridos

Su permiso de conducir nacional válido, seguro contra terceros y permiso de circulación son suficientes para circular por Portugal. La edad mínima legal para conducir es de 18 años.

Tolerancia cero en relación al exceso de velocidad

Esté atento a las limitaciones de velocidad, el exceso está duramente castigado con una multa cuantiosa. En autopista, la velocidad máxima autorizada es de 120 km/h y en vía rápida de 100 km/h. En aglomeración urbana, el límite es de 50 km/h.

Vigile de cerca su tasa de alcoholemia

La persecución a los conductores que conducen bajo los efectos del alcohol es una prioridad en Portugal. Como en la mayoría de los países europeos, la tasa de alcoholemia es de 0,5 g/l en sangre. No olvide que ciertos licores portugueses tienen una alta tasa de alcohol.

Aparcamiento mayoritariamente de pago

En ciudad, casi la totalidad de las plazas de estacionamiento son de pago. Con el fin de evitar encontrarse con una multa, debe pagar una cantidad proporcional a la duración de su estacionamiento en el parquímetro más cercano.

Comments

comments

Comparta el artículo