>  > 
Ruta por Andalucía en Semana Santa

Te proponemos una ruta para descubrir Andalucía en esta próxima Semana Santa. Si tienes una semana de vacaciones a tu alcance, te recomendamos qué ver en ciudades como Córdoba, Sevilla, Málaga, Granada, Almería y alguna que otra localidad próxima en la comunidad autónoma andaluza, así como varias recomendaciones de sitios donde comer o cenar, o encontrar las mejores vistas. Alquila tu coche para Semana Santa con nuestra oferta, reservando 7 días y pagando sólo 5, y prepárate para conocer mejor el sur de nuestro país. ¡Arrancamos!

 

Córdoba

La ciudad de Córdoba cuenta con el segundo casco histórico más grande de Europa, y es el mayor espacio urbano del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pasear y descubrir su centro es una cita obligada para los visitantes. De los 7 puentes que tiene, no puedes perderte el puente romano construido en el S. I, y por supuesto, también deberías visitar el edificio más simbólico de la ciudad: la Mezquita-Catedral de Córdoba.

 

Muy cerca de ésta se encuentra la antigua judería, con callecitas irregulares ideales para perderse y descubrir la ciudad. Puedes perderte, pero no pases por alto la Calleja de las flores, desde donde podrás fotografiar la torre de la Mezquita. Andalucía no sería lo mismo sin sus típicos patios, y en Córdoba hay multitud de ellos. Una recomendación para conocerlos mejor sería visitar el Palacio de Viana, que cuenta entre otras cosas con 12 hermosísimos patios llenos de plantas conectados entre sí por galerías.

 

Cordoba

 

Córdoba es capital iberoamericana de la cultura gastronómica justo en este 2014, un título que corona a la ciudad como destino gastronómico internacional. Para comer, te recomendamos por ejemplo Bodegas Mezquita, justo al lado de la Mezquita (en calle Céspedes), y donde podrás probar exquisitas croquetas de rabo de toro o uno de los mejores salmorejos de la ciudad. Si eres muy fan del salmorejo, también has de saber que en Córdoba existe un establecimiento centrado en este producto tan andaluz: la Salmorejería Umami.

 

Si además tu paso por Córdoba coincide en fin de semana (viernes o sábado), puedes realizar uno de los paseos nocturnos por la Córdoba misteriosa, ¡no apto para miedosos! Si prefieres conocer alguna otra localidad dentro de la provincia, en Almenidilla tienes un museo que organiza comidas y cenas romanas preparadas con el recetario de Marco Gavius Apicius, del S. I, junto a una representación teatral para conocer mejor las costumbres y mitos de la época.

 

Sevilla

Pasamos ahora a Sevilla: primero has de saber que su catedral es la catedral gótica más extensa del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Subir a la Giralda es un imprescindible si visitas Sevilla: es una de las torres más conocida de la ciudad y mide 104 metros de altura. La otra torre que no te puedes perder, por supuesto, es la Torre del Oro, al lado del río Guadalquivir y junto a la célebre plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla.

 

Alquilar coche Sevilla

 

Estando en Semana Santa, entre procesiones y tradiciones típicas de la época, deberías visitar la Iglesia de la Magdalena, sede de la Hermandad Sacramental del mismo nombre, y también de la Hermandad de Nuestra Señora del Amparo, de la de La Quinta Angustia y la del Calvario, con gran fama en estas fechas. Tampoco deberías dejar sin ver un museo como el Museo de Bellas Artes de Sevilla, que alberga algunas de las obras más conocidas de Murillo y Zurbarán.

 

Para perderse por Sevilla, recomendamos el barrio de Santa Cruz, el antiguo barrio de la judería en el casco histórico: callecitas estrechas, balcones de hierro llenos de flores, patios señoriales… Y también tendrás que cruzar el Puente de Triana y descubrir el barrio con el más auténtico espíritu sevillano. Si te cansas de tanto caminar, prueba a recorrer el canal de la Plaza de España, o simplemente deja que una calesa y sus caballos te guíen por la ciudad.

 

Sevilla

 

Tampoco dejes sin ver el Metropol Parasol, conocido también como las Setas de Sevilla, una estructura muy moderna pero que en su interior alberga el museo arqueológico Antiquarium, con muchos restos romanos y árabes. Merece la pena subir a su mirador, donde encontrarás las mejores vistas de Sevilla.

 

Para llenar el estómago en Sevilla, te recomendamos de nuevo ir de tapas, por ejemplo a Casa Paco, en el barrio de Nervión. Y para ver espectáculos de flamenco, por la noche encontrarás multitud de tablaos, o si prefieres profundizar en el tema puedes visitar el Museo del Baile Flamenco de la ciudad.

 

Ya fuera de la ciudad, pero ocupando la provincia de Sevilla, y también las de Huelva y Cádiz, está el Parque Nacional y Natural de Doñana. Descubrir la naturaleza andaluza es mucho más apetecible si lo haces con una ruta a caballo en este inmenso y fantástico paraje.

 

Málaga

Después de Doñana, te proponemos una pequeña ruta muy interesante: entre Cádiz y Málaga es imprescindible visitar alguno de los pueblos de la ya célebre ruta de los pueblos blancos. Esta ruta turística, cuyo nombre viene del color de las fachadas de las casas de estas localidades, comprende 20 pueblos entre las comarcas de la Sierra, la Janda y la Serranía de Ronda. Desde Arcos de la Frontera (un pueblo encaramado en un peña de 96 metros de altura) a Olvera (con su Castillo Nazarí), esta ruta atraviesa la Sierra de Cádiz, donde se pueden ver multitud de senderos y cañones dentro del Parque Natural de Grazalema y el de los Alcornocales. Pero lo más recomendable es perderse entre los coloridos rincones y patios de estos pueblos tan típicos de Andalucía.

 

Olvera

 

Ya en la ciudad de Málaga, la Alcazaba (una fortificación musulmana del S. XI) y el Teatro Romano (del S. I a.C.) son dos monumentos históricos que no puedes dejar pasar, y si tienes tiempo puedes recorrer el enorme Jardín Botánico La Concepción o visitar un museo tan curioso como el Museo Automovilístico de Málaga.

 

Si buscas las mejores vistas de Málaga, las encontrarás en el Parador de Gibralfaro, que está frente a la Alcazaba y ofrece unas vistas únicas de la ciudad, además de una oferta gastronómica exquisita. ¿Qué tal unos pescaítos a la malagueña? O un poco de pajarete, vino dulce de Málaga. Ya si el tiempo acompaña, puedes ir caminando hasta la playa de La Malagueta, la más conocida de la ciudad.

 

Granada

En Granada necesitarás prácticamente un día para ver la Alhambra, su monumento más emblemático. Recuerda que tendrás que reservar tu visita a la Alhambra con antelación a tu viaje, pero no puedes perderte el recorrer la historia de este conjunto arquitectónico, con la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y los jardines del Generalife.

 

Ir de tapas por Granada es una opción muy recomendable para conocer la ciudad, así como visitar el barrio de Sacromonte y disfrutar de un espectáculo flamenco en, por ejemplo, las Cuevas Los Tarantos. Para unas tapas por la tarde, el barrio del Albaicín, el más tradicional de Granada, es una fantástica opción, con lugares como Casa Torcuato o Los Diamantes. Pero no te pierdas la visión del atardecer desde el mirador de san Nicolás, en lo alto del Albaicín: una de las mejores vistas de Granada y Sierra Nevada.

 

Granada

 

En la provincia de Granada también encontrarás multitud de monumentos naturales por descubrir. Al norte te esperan estalactitas y estalagmitas en la Cueva de las Ventanas en la sierra de Piñar, en cuya cima encontrarás un castillo árabe. O al este tienes las cárcavas de Marchal, un espectacular monumento natural en la Hoya de Guadix.

 

Almería

Almería también cuenta con su Alcazaba, antigua fortaleza árabe, junto a la cual se levanta la muralla de Jairán, y también es una ciudad en la que perderse entre tapas. Por ejemplo, recomendamos la taberna Nuestra Tierra, donde degustar un delicioso pescado a la plancha con patatas en ajopollo.

 

Muy cerca de la ciudad está el Cabo de Gata, con su parque natural y con espectaculares calas y playas, como las de Las Negras o la de Los Genoveses, con apetecibles aguas cristalinas. O también podrías visitar Roquetas de Mar, donde está otro monumento natural único en la costa andaluza: el Arrecife Barrera de Posidonia, con unos paisajes submarinos espectaculares.

 

Almeria

 

Por último y como contraste a estos paisajes costeros, al norte de Almería se encuentra el desierto de Tabernas, el único desierto propiamente dicho de toda Europa. Este lugar es muy conocido por servir como plató de cine en muchísimos westerns de los años 60 y 70, décadas durante las cuales Almería era considerada “el Hollywood europeo”. Además de westerns, también se han grabado aquí conocidos anuncios, videoclips y otras películas: ‘Lawrence de Arabia’, ‘Indiana Jones y la última cruzada’ o la próxima película de Ridley Scott, ‘Exodus’.

 

 

Fotos 1, 2, 3, 4 y 5 CC: Wikimedia Commons.

Comments

comments

Comparta el artículo