>  > 
¿Qué revisar en tu coche para el verano?

Ya estamos en mayo, llega el buen tiempo para quedarse durante unos meses, se acerca el verano y vuelven las altas temperaturas a nuestro país. Al igual que hay que prepararlo para el frío invierno, también es conveniente poner a punto y revisar tu coche para el verano. Así no te llevarás sorpresas desagradables como alguna avería inesperada e inoportuna en medio de algún viaje o de tus vacaciones.

¿Qué revisar en tu coche para el verano?

 

 

Sistemas de refrigeración y temperatura del motor

Con la llegada de las altas temperaturas, deberías comprobar que los sistemas de refrigeración de tu coche funcionan correctamente, para así evitar que el vehículo pueda calentarse más de la cuenta. Vigila la temperatura del agua del radiador, los manguitos y sus conexiones. Controla que el indicador de la temperatura del motor nunca alcanza la zona roja, ya que podría quemarse el motor. Si esto llegara a sucederte, te recomendamos como solución temporal poner la calefacción al máximo para liberar un poco de calor.

 

Climatizador / aire acondicionado

Comprueba en tu taller si necesitas recargar gas refrigerante, o si tu sistema de climatización o aire acondicionado funciona correctamente, para poder combatir el calor en tus viajes de verano. Si tu aire acondicionado emite un olor desagradable, se debe a la acumulación de humedad y la consecuente aparición de bacterias y moho.

 

neumaticos-verano

 

Neumáticos

Revisa la presión de los neumáticos con el vehículo parado y en frío, y asegúrate de que su desgaste no sea excesivo. Recuerda que en verano no hace falta aumentar la presión de los neumáticos por encima de lo recomendado por el fabricante, aunque sí se recomienda aumentar la presión si el coche va muy cargado. Con las altas temperatura en verano y el calor del asfalto, si la presión de los neumáticos es demasiado baja es más probable que se sufran problemas como pinchazos (se sufren más pinchazos en verano que en invierno) o se caliente en exceso la banda de rodadura, haciendo que la vida de los neumáticos sea menor.

 

Pastillas de freno

El calor del verano dificulta la refrigeración de las pastillas de freno, con lo que ten cuidado por si se sobrecalientan los frenos, lo cual provocaría que el coche frene menos, el líquido de frenos dure mucho menos tiempo e incluso podría deformar los discos.

 

Líquidos

Y no nos referimos solamente a llevar agua y bebida abundante para los pasajeros si viajas en verano: comprueba que el calor de la estación estival no ha hecho que se evaporen algunos de los líquidos que lleva tu coche. Revisa los niveles de agua del limpiaparabrisas, del líquido de frenos, del aceite, y también del líquido refrigerante.

 

Liquido-frenos-verano

 

Filtro de aire

El filtro se va ensuciando con el uso del vehículo y esta suciedad puede llegar a impedir la entrada de aire, reduciendo el rendimiento de motor y provocando que el consumo de combustible aumente. Limpia el filtro de aire o cámbialo por uno nuevo.

 

 

Fotos 12 y 3 en CC: Flickr y Wikimedia Commons.

Comments

comments

Comparta el artículo