>  > 
El Mercedes Clase C Cabriolet es mucho más que un coche para el verano

Tenemos  que reconocer que estéticamente este coche es una auténtica pasada, y el hecho de que sea descapotable lo hace aún más exótico.

Pero el Mercedes Clase C Cabriolet es mucho más que un coche llamativo: Este coupé alemán dispone de cuatro cómodas plazas y un sistema de cambio automático 9G-tronic, lo que convierte su conducción en un verdadero placer.

Sus 170 CV montados sobre un motor diesel garantizan una rápida respuesta a cualquier contratiempo, y eso nos hace sentir protegidos. Estamos seguros que al ver este coche ya se te han ocurrido distintas situaciones y planes en los que te encajaría perfectamente. ¿Una ruta por la costa con tu pareja? ¿Una escapada de fin de semana con amigos? O, por qué no; un largo viaje por carretera. Sea cual sea, melenas al viento, unas buenas gafas de sol y una playlist con la que te identifiques: Estamos seguros de que ya te has imaginado al volante del Cabriolet escuchando tu canción favorita.

Pese a que siempre resulta apetecible un coche como este, muchos evitan elegir un descapotable por creer que será incómodo por el viento y el ruido. Pero nada más lejos de la realidad: El Cabriolet cuenta con un deflector de aire que hará que puedas mantener una conversación con total tranquilidad. Además, uno de sus puntos fuertes es su versatilidad: también dispone de una capota multicapa con efecto insonorizante, y que se despliega en unos 20 segundos.

También, pese a su línea deportiva y aerodinámica, cuenta con elementos que lo hacen útil en el día a día; como un maletero de 360 litros de capacidad. Todo esto lo convierte en un coche ideal con el que disfrutar en cualquier época del año: Y es que, como veis, son muchos los motivos por los que un descapotable como este no tiene por qué estar limitado exclusivamente al verano. Y tú,  ¿no te animas teniéndolo a un gran precio?

Comments

comments

Comparta el artículo