>  > 
Pequeños gestos para cuidar el medio ambiente

Todos nuestros actos repercuten en el medio ambiente y el entorno del planeta. Como dice el proverbio chino “Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa” y no le falta razón. Muchos son los pequeños gestos que podemos acometer en nuestro día a día para cuidar el medio ambiente entre todos. Todas las decisiones que tomamos tienen un impacto: los productos que usamos, los desperdicios y las rutinas diarias.Cada pequeño gesto genera grandes cambios:

En Casa

– Utiliza productos re-utilizables: Es preferible emplear fiambreras de cristal que emplear papel de aluminio o film plástico.

– Utiliza productos reciclados y reciclables: ¿sabías que para fabricar una tonelada de papel virgen se emplean 115.000 litros de agua y para el papel reciclado 16.000 litros?

– Separa los residuos y utiliza los puntos limpios para aceites, fluorescentes, residuos informáticos, etc: facilitarás el reciclaje.

– Elige productos de limpieza sin cloro, evita detergentes con fosfatos y tensoactivos químicos: son altamente contaminantes.

– Aprovecha la luz natural todo lo que puedas.

– Emplea bombillas fluorescentes: consumen el 20% de energía y duran ocho veces más.

– No dejes que los grifos goteen: ¡una gota por segundo se convierte en 30 litros de agua al día!

– Dúchate: sólo usarás 30 litros en vez de los 100 litros que supone un baño. – No dejes correr el agua mientras te lavas la cara, te lavas los dientes o te afeitas.

– No tires por el desagüe nada distinto al agua: no lo utilices como papelera. Los restos orgánicos, aceites y residuos contaminan los ríos y mares.

– Usa con un despertador solar.

– Apaga todas las luces y aparatos eléctricos cuando no los estés usando, también los que estén en stand by porque siguen consumiendo energía.

– Aprovecha el agua de lluvia para regar las plantas.

– Usa bolsas re-utilizables, las de plástico dañan muchísimo el medio ambiente.

reciclar

En la oficina

– Si vas a la oficina en coche puedes reducir tu huella de carbono: no pises el acelerador hasta el fondo y mantén tus neumáticos en su presión correcta.

– Si no vas a utilizar tu equipo informático durante más de una hora, apágalo.

– Configura el salva pantallas en modo “pantalla en negro” puesto que ahorra energía.

– Imprime a doble cara.

– Los folios que tengas impresos por una sola cara, puedes reutilizarlos para coger apuntes o tomar notas, por ejemplo.

– Subiendo y bajando por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor ahorra energía y suma en salud.   pantalla negra

 

Como veis, estos pequeños gestos no suponen un gran esfuerzo y ayudan a cuidar el medio ambiente. ¿Os animáis?

 

 

Foto 1: © Epsos.de – Flickr.com

Comments

comments

Comparta el artículo