>  >  > 
Cosas que olvidan en sus viajes los clientes de Europcar

Irse de viaje requiere una serie de pasos previos: elegir destino, consultar diferentes presupuestos, reservar billetes, reservar vehículo de alquiler si es necesario, buscar alojamiento… Y por último, antes de partir, llega un momento difícil. ¿Qué cosas tengo que llevarme en la maleta y qué cosas debo dejar? Puedes confiar en tu memoria, ser muy organizado elaborando una lista con todo lo que debes llevar antes de salir de casa o del hotel, pero probablemente alguna vez se te haya pasado por alto algún objeto y te has enfrentado a algún imprevisto que te ha complicado el viaje.

 

Tras nuestro concurso “Europcar te pone la maleta en la puerta”, hemos repasado todas las anécdotas de nuestros clientes y seguidores para ver qué objetos imprescindibles olvidaron meter en sus maletas.

 

Olvidos frecuentes

Los olvidos más habituales y los que más han hecho reír incluso a los propios afectados por los mismos nos han quedado claros: la ropa interior. Camisetas, sí, pantalones, sí… ¡ay, que me he dejado las prendas más importantes! Muchos usuarios y usuarias contaban cómo se habían olvidado de meter en la maleta ropa interior, a veces en su primera cita, y no sabían cómo confesárselo a sus “amantes bandidos”.

 

Otro clásico de los olvidos en la maleta que se repite constantemente también se lleva puesto: las gafas. ¡Menuda faena el irte de viaje a conocer nuevos horizontes si no puedes verlos bien! Más descuidos frecuentes que hemos visto repetidos son los cepillos de dientes, o los neceseres con el set de maquillaje, que han perturbado el viaje a más de una fémina.

 

gafas

 

No están en el fondo del mar…

También hemos conocido historias de personas que llegaban a sus destinos y se habían dejado las llaves del apartamento en el que pretendían quedarse. No en el fondo del mar, sino en el punto de origen de su viaje a cientos de kilómetros de distancia. ¿Qué hacer después de un largo viaje, sin llaves y sin tener un cerrajero a mano?

 

llaves-perdidas

 

Por otra parte, hemos aprendido que hay que tener mucho cuidado a la meter las llaves dentro de la maleta, no vaya a ser que luego no recuerdes la contraseña de la maleta y termines perdiendo los nervios. A más de uno le ha pasado…

 

Olvidos que motivan el viaje

Vamos ahora al más difícil todavía de los olvidos en los viajes: los casos de personas que se han dejado en tierra los objetos que motivaban su marcha. Aquí tenemos el caso de un usuario de Europcar que participaba en un torneo de fútbol en Alemania, y ya allí se dio cuenta que sus botas se habían quedado en España. Al final el remedio fue pedir prestadas las de un compañero de banquillo con un par de números más.

 

Y otro caso curioso fue la experiencia de una flautista seleccionada para las pruebas de la orquesta filarmónica de Gotemburgo. ¿Adivinas qué objeto se olvidó al llegar a esta ciudad sueca? Sí, entre su equipaje no se encontraba su preciada flauta travesera.

 

flauta-travesera

 

Perder los papeles

Perder los papeles también ha provocado más de un disgusto a nuestros viajeros olvidadizos. ¿Aunque a quién no se le ha olvidado alguna vez llevar los billetes, el DNI o el pasaporte?

 

pasaporte

 

Pero en tema de pérdida de papeles, la palma se la lleva la historia de una usuaria que viajó a Munich para presentar su tesis para el trabajo de fin de carrera. Llevó ropa de abrigo, pero lo que se dejó en su ciudad de origen fue la tesis doctoral, el trabajo de todo un año para defender ante el tribunal alemán. Afortunadamente, la historia tuvo final feliz y esta particular campeona pudo defender su tesis sin guión de apoyo.

 

Olvidar… ¡a la suegra!

 

Y para el final dejamos los olvidos más graves de todos los olvidos, los que ya no se refieren a objetos materiales. ¡Hay quien se olvida a sus propios seres queridos! Más de uno nos ha contado que sin querer evitarlo ha dejado atrás en el viaje a su suegra, a su perro o incluso a su novia. Olvidarte un objeto te puede costar un disgusto, pero olvidarte a tu suegra probablemente te cueste una bronca…

 

perrito

 

 

Y tú, cuéntanos: ¿qué cosas has olvidado en tus viajes?

 

 

 

Fotos 1, 2, 3, 4, 5 y 6 en CC: Flickr y Wikipedia.

Comments

comments

Comparta el artículo