>  > 
Consejos para organizar las cajas para tu mudanza

Cambiar de casa puede ser todo un desafío: ¿cómo voy a empaquetar todas las cosas que tengo y llevarlas a mi nuevo hogar? Para transportarlas, puedes alquilar una furgoneta con Europcar para hacer tu mudanza o para cualquier necesidad que tengas a de transporte. Eso sí, cuando estés al volante ten en cuenta nuestros consejos para conducir furgonetas.

 

Pero hoy nos centramos en la primera parte y te damos una serie de consejos para organizar las cajas para tu mudanza:

 

¡Consigue cajas!

Primero y muy importante será conseguir las cajas. Si no tienes las suficientes, puedes hacerte con cajas de distintos tamaños de manera gratuita en alguna tienda cercana, pedirlas en un supermercado… En las calles más comerciales será difícil que no puedas encontrar algunas.

 

Además de cajas…

Necesitarás también unas tijeras, un metro para medir bien los espacios, probablemente un destornillador… Compra un rollo de plástico de burbujas para esos objetos más delicados y frágiles, y cinta de embalaje para cerrar bien todas las cajas.

 

No lo dejes todo para el final

Te aconsejamos empezar a empaquetar tus cosas días antes, ¡no lo hagas todo el último día! Empieza por los objetos que menos necesites y deja para el final los más imprescindibles o de uso más frecuente.

 

Haz limpieza

¿Necesitas absolutamente todo lo que tienes en tu antigua casa? El momento de hacer cajas para una mudanza es la oportunidad perfecta para deshacerte de muchas cosas, tirándolas o incluso vendiendo algunas que ya no usas. Así harás que tu mudanza sea más ligera.

 

Controla los pesos

No llenes una caja enorme con un montón de libros u objetos pesados. El cartón podría romperse o quien cargue esa caja podría hacerse daño. Distribuye el peso: usa cajas pequeñas para los objetos de mayor peso (libros, utensilios de cocina, electrodomésticos, ordenador…) y cajas grandes para los objetos voluminosos pero ligeros (ropa de cama, cojines…).

 

 

Ordena y marca las cajas

¿Qué había en este caja? Justo después de cerrar cada caja con cinta, recuerda marcarla para saber después cuál es su contenido. Por ejemplo, puedes escribir con rotulador sobre el cartón “libros salón” o “vajilla cocina”.

 

Organiza por áreas

A la hora de colocar las cajas, organízalas por espacios o habitaciones: las cajas que van a ir al salón, las de los dormitorios, las del baño, las de la cocina, las de la estantería, etc. ¡Usa el rotulador para tenerlas bien identificadas!

 

Cuidado con lo frágil

Repetimos: usa plástico de burbujas para los objetos delicados. Vasos, vajilla, jarrones, copas u objetos de cerámica deberían ir envueltos de uno en uno con este plástico. En la caja, puedes rellenar los huecos que queden libres con papel de periódico. Y pon la palabra “FRÁGIL”, bien visible y en mayúsculas, en estas cajas.

 

¿Qué hago con lo que no cabe en cajas?

Los muebles probablemente no cabrán en cajas, pero no uses la cinta directamente sobre sus superficie. Tras desmontarlos, si es posible, envuélvelos también en plástico para protegerlos lo máximo posible. Para los aparatos electrónicos y electrodomésticos te recomendamos usar mantas, para envolverlos bien y amortiguar los posibles golpes en el traslado.

 

A mover las cajas

Una vez tengas todo empaquetado en cajas y preparado para tu mudanza, empieza a trasladar primero los objetos más voluminosos: muebles, colchones, electrodomésticos… Sigue con las cajas de ropa y demás objetos.

 

Hora de desempaquetar

Una vez vayan llegando tus cosas a la nueva vivienda, empieza por colocar los objetos más grandes y deja espacio para la llegada de todas las cajas. Una vez las tengas todas en tu nueva vivienda, empieza de manera ordenada el desembalaje: por habitaciones o espacios, y siempre de lo más grande a lo más pequeño, frágil y delicado.

 

Comments

comments

Comparta el artículo