>  > 
Consejos para conducir furgonetas

Conducir una furgoneta no es igual que conducir un coche, pese a que el permiso de conducir necesario para manejar ambos vehículos sea el mismo. En algún momento puedes necesitar alquilar una furgoneta para una mudanza o para cualquier otra necesidad de transporte, por lo que es conveniente que tengas en cuenta una serie de consideraciones a la hora de ponerte al volante de este tipo de vehículos. Toma nota de nuestros consejos para conducir furgonetas:

 

Conduce con mayor precaución: una furgoneta es más inestable que un turismo, porque su peso y altura son muy superiores a éste. Al pesar más, el tiempo de frenada será superior (más todavía si va cargada) y al ser más alta el viento la afecta más.

 

Circula por el carril de la derecha: así lo establece la norma general, pero recuérdala especialmente a la hora de conducir furgonetas para no entorpecer la circulación.

 

Distribuye la carga de manera uniforme y sujétala correctamente: recuerda nuestros consejos sobre cómo organizar tu mudanza, asegurando siempre los objetos y colocando primero los de mayor peso sobre la plataforma, a ser posible entre los dos ejes.

 

 

Respeta el límite de velocidad y aumenta la distancia de seguridad: con una furgoneta no puedes pasar de los 90 km/h en autopistas o autovías. Nunca conduzcas a una velocidad excesiva al volante de una furgoneta, y adapta la velocidad y distancia de seguridad con el vehículo cargado. Como decíamos, el tiempo de frenada será superior por el mayor peso de la furgoneta y de su carga.

 

Cuidado con las maniobras y los ángulos muertos: las dimensiones de la furgoneta son mayores que las de un coche, y puede que la furgoneta no disponga de retrovisor interior. Si es así, maniobrar marcha atrás será más complejo por la falta de visibilidad y deberás girar la cabeza para ver por las ventanillas de los laterales, teniendo en cuenta los posibles usuarios cercanos (peatones, motociclistas, ciclistas…). Presta atención siempre a todos los espacios y distancias teniendo en cuenta la menor maniobrabilidad de las furgonetas.

Comments

comments

Comparta el artículo