>  > 
Consejos para conducir con viento fuerte

A la hora de conducir, generalmente sí nos preocupamos de tener precaución por fenómenos meteorológicos como la lluvia o la nieve, pero solemos ignorar uno de ellos porque no puede verse: el viento. Las ráfagas de viento fuerte pueden ser un peligro en la carretera, así que veamos varios puntos a tener en cuenta cuando el aire sopla con intensidad. Aquí tienes nuestros consejos para conducir con viento fuerte:

 

Consulta el estado del tiempo antes de ponerte al volante, o una vez en el coche presta atención a la intensidad y dirección del viento. Si no hay mangas de viento (esas que llevan líneas blancas y rojas), fíjate en cómo se mueven los elementos del paisaje, tales como los árboles. También podrás notar el viento fuerte por el ruido que hace en el vehículo.

 

manga-de-viento

 

Reduce la velocidad y usa marchas cortas: es fundamental para enfrentarte a las rachas de viento fuerte. ¡Levanta el pie del acelerador! A mayor velocidad, más difícil será controlar el coche con el aire. El viento incluso podría introducirse por los bajos del coche, elevándolo ligeramente y causando que el agarre de las ruedas sea menor. Ten mucho cuidado.

 

Vigila la dirección en la que sopla: según la dirección del viento, obviamente los efectos son diferentes. Lo más peligroso es cuando el viento golpea el coche lateralmente, pudiendo sacarlo de su carril. Pero ten en cuenta que el viento puede empujar al coche y aumentar la aceleración si sopla desde atrás, o frenarlo si viene de frente.

 

Mantén las manos en el volante: este consejo deberías aplicarlo siempre, no sólo con vientos fuertes. Pero como las ráfagas de viento son imprevisibles, un pequeño despiste puede hacer que tu coche se salga del carril o termine a la cuneta, así que concéntrate en la carretera y sujeta el volante con las dos manos. No te despistes con la radio o similares.

 

Ten cuidado con los adelantamientos: adelantar otro vehículo con viento lateral puede convertirse en una maniobra peligrosa, así que extrema la precaución. Sobre todo si vas a adelantar a un camión, ya que por su tamaño funcionan como una barrera contra el viento y podría desestabilizarte: es el llamado “efecto pantalla”. No conduzcas a una velocidad excesiva por adelantar.

 

adelantamiento-con-viento

 

Ten cuidado con los túneles: pasa lo mismo que con los camiones, así que conduce con precaución al salir de un túnel porque el viento puede desestabilizar tu vehículo. Recuerda: las dos manos en el volante.

 

Recuerda que el viento fuerte afecta más a vehículos grandes y remolques: por las dimensiones de los vehículos grandes (con mayor superficie de carrocería) es más probable que se desestabilicen a causa del viento, mientras que los remolques (sobre todo si son grandes y ligeros) pueden convertirse en todo un peligro. Si llevas poca carga, notarás todavía más el viento. Plantéate el cancelar el viaje o parar en una estación de servicio o área de descanso hasta que el viento amaine.

 

consejos-conducir-con-viento

 

Fotos 1, 2 y 3 en CC: Flickr.

Comments

comments

Comparta el artículo