>  > 
Consejos para conducir en invierno

El invierno ya está prácticamente aquí y con el la bajada de temperaturas, lluvia y heladas.

Ante esta situación es necesario preparar el coche para el mal tiempo, ¿sabes qué tienes que revisar para tener tu coche a punto para el invierno?

 

 

El coche a punto:

Revisar los siguientes puntos nos ayudarán a tener el coche listo y que nuestra conducción sea más segura:

  • El anticongelante: te servirá para proteger el circuito de refrigeración. Lo ideal es cambiarlo cada dos años o cada 40.000 kms
  • Los neumáticos: revisa la presión y el dibujo de las ruedas (este no debe ser inferior a 3mm). También puedes usar neumáticos de invierno (la opción más segura para conducir en invierno, sus surcos aumentan el agarre en situación de lluvia y nieve así como permiten una menor distancia de frenado en caso de lluvia o nieve).
  • Las cadenas: no olvides llevarlas  en el maletero si no usas neumáticos de invierno.
  • Batería : comprueba que está correctamente cargada antes de salir.
  • Pinzas: con las bajas temperaturas la batería se descarga. No olvides llevarlas en el maletero.
  • Limpiaparabrisas: comprueba que funcionan correctamente (si dejan surcos o suenan es hora de cambiarlos). Un buen truco es añadir al depósito un poco de anticongelante rebajado para evitar las temidas heladas.
  • El aceite: comprueba que usas uno de viscosidad baja cuando bajen las temperaturas: el motor resistirá mejor.
  • La calefacción: revisa y comprueba que funciona correctamente.

conducir en invierno

Cómo conducir en invierno:

Si ya tienes tu coche listo para el invierno, no olvides seguir los siguientes consejos para conducir en invierno:

  • Consulta las condiciones meteorológicas antes de comenzar el viaje: estarás preparado para las posibles inclemencias e improvistos que puedan surgir en la carretera.
  • Aumenta la distancia de seguridad: ¿sabías que en invierno se necesita un mayor tiempo para frenar? Si llueve es de hasta dos veces más y si nieva aumenta hasta diez veces más el tiempo de frenada.
  • Evita los movimientos bruscos y agarra el volante con firmeza. No frenes repentinamente.
  • En caso de poca visibilidad por niebla, usa las luces de cruce o de niebla.
  • Evita los charcos para no hacer aquaplaning.
  • Lleva el depósito lleno y el móvil cargado.
  • Evita las prisas y sal con suficiente antelación.

 

 

Siguiendo estos sencillos consejos y teniendo nuestro coche apunto, podremos disfrutar de una conducción más segura a pesar de las inclemencias meteorológicas.

 

Fotos :  © Thinkstock

Comments

comments

Comparta el artículo