>  > 
Cómo usar correctamente las luces del coche

Todo vehículo en la carretera tiene varios sistemas de alumbrado, gracias a los cuales podremos ver por dónde circulamos cuando la visibilidad se reduce (de noche, con lluvia…) y también hacer que puedan vernos los demás conductores. Por tanto es muy importante conocer todas las luces del coche y saber cuándo y cómo usarlas correctamente.

 

Ten en cuenta que por norma general tienes que encender las luces en las horas que van entre el puesta y la salida del sol, o cuando la visibilidad no es completa. Según lo expuesto, deberemos distinguir entre las luces para ver y las luces para que seamos vistos.

 

Luces de cruce o luces cortas

 

Son luces para ver. Debes usar las luces de cruce siempre de noche, y de día cuando circules por vías con niebla, lluvia, nieve, polvo, humo… cualquier circunstancia que empeore la visibilidad al conducir. También debes encender estas luces en túneles, aunque estén perfectamente iluminados.

 

Luces de carretera o luces largas

 

Son luces para ver. Estas luces se usan solamente de noche para mejorar la visibilidad en vías con iluminación insuficiente. Deberás cambiar de luces de carretera a luces de cruce cuando circules en poblado o zona urbana, o cuando puedas deslumbrar a otros conductores (tanto los que van en nuestro sentido como en sentido contrario) o peatones. En ocasiones se usan las luces largas en forma de breves ráfagas para advertir de que vamos a realizar una maniobra, como un adelantamiento.

 

Luces antiniebla

 

Las luces antiniebla delanteras son para ver, mientras que las traseras son para ser vistos. Las delanteras no son obligatorias ni están equipadas en todos los vehículos, pero se usan como refuerzo añadido a las luces de cruce o luces de carretera cuando la visibilidad es insuficiente debido a la espesura de la niebla, a la intensidad de la lluvia o circunstancias similares. Las luces antiniebla traseras sí son obligatorias en todos los coches, y deben encenderse para señalizar la situación del vehículo en las condiciones que dificultan notablemente la visibilidad: niebla espesa, lluvia o nieve intensa, etc.

 

luces-coche-2

 

Luces de marcha atrás

 

Estas luces para ser vistos se encienden automáticamente al meter la marcha atrás en el coche, para así advertir al resto de conductores y peatones que nuestro vehículo circula hacia atrás. También sirve para iluminar la parte trasera del mismo y ver mejor a la hora de hacer maniobras o estacionar de noche.

 

Luces de freno

 

Son también luces para ser vistos y que se encienden de manera automática cuando pisamos el freno, para advertir a los demás conductores de que estamos empezando a frenar y reducir la velocidad.

 

Luces de emergencia

 

Estas luces se usan para señalizar situaciones de riesgo en la carretera, cuando nuestro vehículo representa un peligro temporal para los demás conductores. Por ejemplo, cuando está inmovilizado en la carretera, o detenido por avería o por haber sufrido un accidente de tráfico. Debes usar las luces de emergencia cuando hagas una parada para carga o descarga, en retenciones, o en el caso extraordinario de que el vehículo no pueda alcanzar la velocidad mínima que exige la vía por la que circula.

 

luces-coche-3

 

Intermitentes

 

Los intermitentes se usan para advertir a los otros conductores de que tenemos la intención de realizar una maniobra, como un giro o un adelantamiento. Recuerda que debes usarlos con antelación para avisar de lo que vas a hacer, no sólo cuando ya estés realizando la maniobra.

 

Luces de posición

 

Las luces de posición sirven para ser vistos e indicar la dimensión del ancho de nuestro vehículo y dónde se encuentra. Son las luces que acompañan a las luces cortas, largas o antiniebla, pero jamás debes circular únicamente usando luces de posición. La única circunstancia extraordinaria que justifica el uso de las luces de posición sin ninguna otra luz adicional es el detener del vehículo en la calzada o el arcén, para que así puedan vernos si aparcamos de noche en una travesía.

 

 

Fotos 1, 2 y 3 en CC: Wikimedia Commons.

Comments

comments

Comparta el artículo