>  >  >  > 
¿Cómo reducir tu consumo de combustible?


Tanto por motivos económicos como ambientales, la reducción de consumo diario de combustible es una de las preguntas más frecuente entre los automovilistas
Pero en realidad, no siempre es fácil saber cómo abordarlo concretamente.
Algunos trucos para el día a día que pueden ayudarte a adoptar una conducción eco-friendly.


Da fluidez a tu conducción


La velocidad es uno de los factores más importantes para la reducción del consumo. Por ejemplo, ¿sabías que es posible ahorrar un 20 % de combustible al disminuir tu velocidad de crucero en 20 km/h ? Utiliza el freno motor y anticipa tu frenado para una conducción más segura y también más económica.
Optimiza tus cambios de marcha pasando la velocidad superior a unas 2 000 revoluciones/minuto.
Además, un regulador de velocidad puede resultar muy útil para los que se tragan un gran número de kilómetros.


El buen comportamiento en la parada


Cuando se espera en un paso a nivel, atrapado en un atasco, en la estación de servicio o en un semáforo particularmente largo: parando el motor cuando la pausa es mayor de 30 segundos, podras ahorrar hasta un 15 % de valioso combustible.
Los vehículos provistos de un dispositivo Stop & start (también llamado sistema de modo espera) lo harán de forma automática.


Climatización con parsimonia


No siempre se piensa en ello, pero la climatización puede representar un sobreconsumo que puede llegar a 0,8 l por 100 km.
Abre las ventanillas cuando circulas a velocidad baja para refrigerar eficazmente el habitáculo.
En los atascos, recuerda pasar al modo “reciclaje”, con el fin de no respirar los gases de escape vecinos al refrigerar el aire ya presente en el habitáculo.


Vigila la carga de tu vehículo


El cortacésped o la caja de mudanza que vive en su maletero que vive en tu maletero desde hace meses, ¿lo ves? A medio y a largo plazo, el peso y la carga de tu coche tienen una incidencia importante en el consumo de combustible: evita llenar el maletero y los asientos de atrás de objetos inútiles para tus trayectos cotidianos.


Optimiza tus trayectos


La reducción inteligente de tu consumo de combustible pasa también por una gestión optimizada de sus trayectos. Antes de ponerte al volante, no dudas en consultar el estado del tráfico.
Cuando se prevén atascos, prevee un itinerario alternativo o aplaca la hora de partida. Recuerda también optimizar el número de pasajeros por vehículo y por trayecto.

Con todos estos consejos, ¡circula de forma más inteligente y disfruta mejor de tu presupuesto! ¡El planeta te lo agradecerá!

Comments

comments

Comparta el artículo