>  > 
¿Cómo organizar tu mudanza?

Cambiar de casa puede ser un gran quebradero de cabeza a la hora de hacer la mudanza. Es un proceso laborioso mover todas las cosas que tienes y has ido acumulando en tu casa a un nuevo lugar, por eso a continuación te ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones para que tu mudanza sea más sencilla, rápida, asequible y sin contratiempos.

 

Pide ayuda

Sería un poco difícil hacer la mudanza tú solo. Habla con amigos y familiares para ver si pueden echarte una mano. Para coordinar fechas y personas, quizás puedas usar Doodle para ver cuándo os viene mejor a todos, y crear un evento en Facebook indicando lugar, fecha y hora. ¡Tendrás que invitarles a una buena cena como recompensa!

 

Organización de personas

Decide qué papel va a desempeñar cada una de las personas que te ayudarán en la mudanza. Quién va a conducir, quién va a empaquetar, quién va a cargar cajas, quién moverá muebles… Podéis hacer una cadena humana para cargar y descargar, sobre todo si no hay ascensor disponible.

 

como-hacer-mudanza-1

 

Piensa en qué llevarte

No tienes por qué mover absolutamente todo lo que tienes en tu antiguo hogar. Una mudanza es una gran oportunidad para desprenderte de cosas que ya no necesitas, donar ropa que ya no usas a alguna asociación, tirar objetos estropeados o deshacerte de aquellos que ya no vas a necesitar. También podrías vender o regalar algunas cosas. Ya sabes: casa nueva, vida nueva.

 

Cajas para empaquetar

Hazte con cajas de distintos tamaños, plástico de burbujas para envolver los objetos más frágiles, y cinta para cerrar las cajas. ¡Más vale que sobren que que falten! Quizás puedes conseguir cajas gratis en algún supermercado o comercio cercano, y reutilizar algunas de las que ya tengas. Otros objetos que posiblemente necesitarás en una mudanza son herramientas como destornillador, martillo, tijeras, metro

 

Planifica el embalaje

Lo mejor es ir empaquetando todo por habitaciones, y distinguir las cajas de cada habitación con etiquetas de colores. ¡Señaliza las cajas con objetos frágiles! Y recuerda escribir por fuera qué contiene cada caja antes de cerrarla.

 

El peso

Distribuye el peso, no pongas todos los objetos más pesados en la misma caja. Alguien podría terminar haciéndose daño cargando cajas excesivamente pesadas, o que el cartón de alguna caja termine rompiéndose por exceso de peso. Una buena idea es usar cajas más pequeñas para lo más pesado.

 

como-hacer-mudanza-2

 

Cuida la salud y tu indumentaria

Ten precaución al cargar objetos especialmente pesados y hacer esfuerzos excesivos. Para no dañar la espalda o tener algún tipo de lesión, recuerda siempre que la mejor postura para agacharse es doblar las rodillas. En cuanto a la ropa, es mejor usar guantes para no hacerse daño en las manos al cargar cajas y agarrar bien los muebles. Sin duda, no es una buena idea llevar chanclas y pantalón corto a una mudanza, ¡protégete por si alguna caja se te cae!

 

Muebles

Si tienes que mover muebles, será mejor que los desmontes y transportes por piezas. Guarda las piezas más pequeñas (por ejemplo, tornillos) en bolsas de plástico etiquetadas con el mueble al que pertenecen. Así todo estará bien organizado cuando tengas que montarlos de nuevo.

 

Mídelo todo

Usa un metro para calcular si todo lo que vas a mover cabe en su nuevo destino. Mide habitaciones, puertas, muebles voluminosos como armarios, camas, sofás… Comprueba que todo encaja a la perfección. Así también sabrás qué tipo de vehículo necesitas para hacer tu mudanza.

 

Alquila una furgoneta

En Europcar puedes alquilar una furgoneta para tu mudanza y ahorrar dinero al hacerla tú mismo. Elige la del tamaño más adecuado, según el volumen de todo lo que tienes que transportar. Conduce siempre con precaución, pero cuando haces una mudanza más, ya que llevas un vehículo diferente a lo habitual y cargado de peso. Cuidado con los robos en tu mudanza: no dejes nunca tu furgoneta abierta y sin nadie cerca.

 

como-hacer-mudanza-3

 

Asegura los objetos

Usa correas o cuerdas y ubica bien todas las cajas y objetos para evitar que durante el transporte alguno pueda caerse y estropearse. Si tienes que transportar un colchón, ponlo al final de todo y después ubica todos los objetos pesados (muebles, electrodomésticos…), bien asegurados para que no se desplacen durante el viaje. Distribuye el peso de manera uniforme y deja las cajas más frágiles para el final.

 

Busca un sitio dónde aparcar

Es muy importante estacionar el vehículo lo más cerca posible al lugar de la mudanza, así que antes localiza si puedes aparcar delante de la puerta, o si hay algún parking o espacio cercano disponible.

 

Cuida las superficies

Algunos objetos o muebles pesados pueden dañar el suelo, así que asegúrate de cubrirlo con alguna alfombra o lona.

 

Sobre la nevera y la comida

Deja la comida para el final y recuerda consumir todos los productos del congelador, ya que podrían estropearse durante la mudanza. Si tienes que llevarte comida de tu antigua nevera o congelador, usa neveras portátiles. Si tienes que transportar tu nevera o congelador, ten en cuenta que tendrás que desenchufarla 48 horas antes, y una vez ubicada en su nuevo destino, deberás esperar unas 24 horas antes de volver a conectarla.

 

Día libre por mudanza

Por si no lo sabías, te pueden corresponder hasta 2 días libres en tu trabajo por mudanza. Consúltalo en tu empresa con el responsable de recursos humanos.

 

Recuerda actualizar tus datos

No te olvides de indicar tu nueva dirección en todos los lugares que sea necesario, como en tu banco, tu proveedor de telefonía móvil e internet, etc.

Comments

comments

Comparta el artículo