>  > 
7 consejos para viajar (felizmente) con niños

Las vacaciones parece que no empiezan hasta que llegamos a nuestro destino, ya que, en muchas ocasiones, el viaje en carretera se convierte en una odisea. Si a esto le sumamos a nuestros peques gritando de alegría en el asiento de atrás, nuestro viaje puede dificultarse un poco más y que llegue a resultarnos pesado. Por esta razón, queremos ofrecerte una serie de consejos para que tu trayecto sea lo más llevadero y seguro posible.

  1. Planifica tu ruta. Es importante que comiences el camino conociendo perfectamente las carreteras por las que vas a moverte y cuánto tiempo tardarás. De esta forma podrás organizar tus paradas para descansar. Recuerda que, en ocasiones, el GPS puede generar distracciones. Revisa el coche para tenerlo a punto el día que emprendáis el camino, y echa un vistazo a nuestros consejos para viajar sin imprevistos.
  2. Sistemas de seguridad. Es el punto más importante de todos, una silla homologada y bien ajustada al asiento para la seguridad de los más pequeños. Debes utilizar unos sistemas de retención infantil adecuados a su peso y estatura, y, recuerda: la silla colocada a contramarcha es más segura.
  3. Realiza paradas cada dos horas. Aunque con los niños muchas veces los horarios son imprevisibles, por norma general  se recomienda parar cada dos horas. Estirar las piernas, tomar un refresco o comer (evita las comidas pesadas) será un alivio para todos. Los niños no están acostumbrados a pasar tantas horas dentro de un coche y para ellos resulta complicado.
  4. Una muda siempre a mano. No nos vale con tener la ropa de cambio en el maletero. La necesitamos aquí y ahora. Pañales, toallitas, pantalones, babero…todo bien cerca del copiloto.
  5. No abuses del aire acondicionado. Con estas temperaturas la tentación de poner el aire es muy fuerte, pero con los cambios de temperatura vienen los resfriados sobre todo en los más peques. Intenta que la temperatura sea de 24 grados como mínimo y asegúrate de que estén bien tapados para no coger frío.
  6. Juega con los niños y distráelos. Para ellos son demasiadas horas dentro del coche, necesitan moverse, se aburren, quieren llegar ya y se vuelven impacientes. Intenta que tus peques disfruten del viaje, que no piensen en el largo rato que llevan dentro del coche. Podéis cantar canciones, contar cuentos e incluso ponerles alguna película de dibujos para que les resulte más sencillo el camino.
  7. Evita mareos. Porque sabemos que no paran de moverse y es muy probable que terminen mareándose. Te aconsejamos que se distraiga mirando por la ventana mientras jugáis, si lee un cuento es muy probable que acabe el trayecto con el estómago revuelto.

Pero el mejor consejo de todos es: precaución en la carretera, porque no hay ninguna prisa por llegar. Con estos consejos podrás disfrutar del viaje y conseguirás que los más pequeños, en vez de pasar un mal rato en el coche, se encuentren cómodos y relajados. ¡Qué paséis unas muy buenas vacaciones!

Comments

comments

Comparta el artículo