>  > 
7 consejos para conducir de noche

La conducción nocturna triplica el riesgo de sufrir un accidente de tráfico respecto a la conducción diurna. Nuestra percepción visual disminuye en la oscuridad y debemos extremar la precaución al volante. Por eso te damos unas recomendaciones para que las tengas siempre presentes a la hora de coger el coche y conducir después de la puesta del sol: nuestros consejos para conducir por la noche.

 

Reduce la velocidad: aunque las carreteras puedan estar más despejadas por la noche, no dejes que eso sea una invitación a pisar el acelerador más de lo debido. Respeta los límites de velocidad, y piensa que debería ser capaz de detener el vehículo por completo dentro del campo de iluminación de sus faros. El Club de Automovilistas Europeos recuerda que la velocidad máxima recomendada en carretera es de 90 km/h.

 

Conducir-de-noche-2

 

Respeta la distancia de seguridad: tanto de día como de noche es fundamental mantener la distancia de seguridad adecuada con los demás vehículos. No puede ser inferior a 3 segundos con el vehículo que te precede.

 

Para y descansa con mayor frecuencia: si normalmente se recomienda detener el vehículo y descansar cada 200 km o cada 2 horas de conducción, de noche deberíamos hacerlo con mayor frecuencia. Descansa cada hora y media, estira las piernas y comprueba que faros y cristales están bien limpios, para ver sin problemas y prevenir deslumbramientos.

 

Conducir-de-noche-3

 

Reduce la iluminación en el interior del coche: para ver mejor lo que hay fuera del coche, usa una luz tenue dentro del mismo, ya que cuanta menos luz haya en el habitáculo interior mejor verás todo lo del exterior.

 

Usa más a menudo los retrovisores: ten bajo control el espacio que te rodea aumentando la frecuencia de mirada por los espejos retrovisores. Recomiendan mirar al menos cada 10 segundos.

 

Conducir-de-noche-1

 

Evita la somnolencia escuchando la radio y lleva el coche bien aireado: de noche es normal sentir síntomas de cansancio, fatiga y tener sueño. Si es así, descansa, toma un café o alguna bebida con cafeína. Pero si estás muy cansado piensa en dormir un poco. Para evitar la somnolencia deja que la música o la radio te haga compañía en tu trayecto, y lleva el vehículo bien aireado.

 

Usa las luces largas cuando sea posible, pero quítalas en los adelantamientos: si circulas de noche por una carretera donde no puedes deslumbrar a otros vehículos, pon las luces largas para aumentar visibilidad, pero recuerda quitarlas cuando te encuentres con otros vehículos y especialmente cuando realices un adelantamiento. ¡No provoques deslumbramientos! Si un coche te deslumbra, reduce velocidad y guíate por la línea derecha de tu carril.

 

Conducir-de-noche-4

 

Fotos 1, 2, 3 y 4 en CC: Flickr.

Comments

comments

Comparta el artículo