>  > 
7 consejos para conducir con seguridad en verano

En pleno verano se multiplican el número de desplazamientos por carretera, al ser el coche el medio de transporte elegido por muchos viajeros para dirigirse a sus destinos vacacionales. Por eso no está de más extremar la precaución al volante y tener en cuenta los siguientes consejos para conducir con seguridad en verano:

 

Recuerda planificar tu ruta con antelación: ¡no lo dejes todo para el último momento! Repasa la ruta y el estado de las carreteras por las que pretendes ir días antes de salir, piensa que puedes toparte con algún imprevisto como obras en la calzada. No olvides el GPS y localiza dónde están las áreas de descanso y estaciones de servicio. También deberías consultar el estado del tráfico y las condiciones meteorológicas antes de partir.

 

Revisa el estado del vehículo: ya te contamos qué hay que revisar en tu coche para el verano, así que a la hora de viajar presta especial atención a los neumáticos, los sistemas de refrigeración y temperatura del motor, el climatizador o aire acondicionado, las pastillas de freno, los líquidos y el filtro de aire.

 

Evita conducir en las horas de más calor del día: lo ideal suele ser madrugar para salir a primerísima hora del día, o ya después del atardecer. Conducir a mediodía no es muy buena idea. Ten en cuenta que el calor y las altas temperaturas aumentan la probabilidad de accidente, ya sea por afectar al conductor o al vehículo. Controla la temperatura interna del coche con el aire acondicionado y el climatizador: lo ideal es que mantengas una temperatura entre 20 y 22 ºC.

 

aire-acondicionado-coche

 

Siempre hay que viajar con vestimenta cómoda y tras haber descansado bien: vas a pasar unas cuantas horas en el coche, así que es fundamental que vayas a gusto, con ropa holgada para conducir. En los pies del conductor, nunca chanclas (y mucho menos ir descalzo), ya que además de ser motivo de multa, pueden deslizarse y ser un riesgo para la seguridad de la conducción. No olvides detenerte cada 200 kilómetros o cada 2 horas de viaje a descansar, estirar las piernas, beber algo… ¡Nunca viajes si no has descansado lo suficiente!

 

Come ligero y bebe durante el viaje: en esta época de calor la hidratación es muy importante, así que no olvides llevar contigo agua y bebidas refrescantes en el coche. Y no hagas comidas copiosas antes del viaje o durante el mismo; mejor alimentos ligeros para sentirte mejor y no tener una digestión pesada que te provoque somnolencia al volante.

 

Lleva todo lo que necesitas, pero todo correctamente colocado: recuerda nuestros consejos para cargar el maletero de tu coche en vacaciones, como no poner nunca nada sobre la bandeja trasera, no cargar el vehículo en exceso o no llevar cosas innecesarias. Eso sí, piensa si llevas todo lo que necesitas: ¿llevas toda la documentación del vehículo? ¿Tu permiso de conducir? ¿Has recordado meter tus gafas de repuesto?

 

atasco-coches

 

¡Sé paciente! Todos queremos llegar cuanto antes a nuestro destino de vacaciones, pero siempre hay que respetar las normas de tráfico. No te estreses si te encuentras con un atasco, y si viajas con niños procura llevar métodos de entretenimiento para ellos como una tablet. Recuerda conducir de la manera adecuada, manteniendo la distancia de seguridad, sin exceder los límites de velocidad y, sobre todo, que lo importante es llegar.

 

 

Fotos 1, 2 y 3 en CC: Flickr.

Comments

comments

Comparta el artículo