>  >  >  > 
5 pintorescas rutas de Europa que debes conocer

La vieja Europa ofrece algunas de las rutas en coche más bonitas del mundo. Desde los Alpes al mar Mediterráneo, y del Atlántico a los lagos de las Tierras Altas, Europcar repasa los viajes más espectaculares del continente. ¡Sigue nuestra guía!

 

 

Piérdete en la indómita naturaleza de las Tierras Altas de Escocia…

highlands
Páramos salvajes, destilerías de whisky que surgen de la tierra de turba, picos azotados por el viento, largas playas, inhóspitos castillos en medio de la nada… Si hablamos de paisajes, las montañas de Escocia (conocidas como “las Tierras Altas”), lo tienen todo. Recoge tu coche en cualquiera de las 43 agencias de Europcar situadas en las principales ciudades de Escocia, y estarás preparado para un viaje increíble por la historia antigua.
¿Prefieres los terrenos más escarpados? Entonces, visita el Geoparque de las Tierras Altas noroccidentales. Alberga horizontes espectaculares, incluido el de la montaña Ben Stack, que la Paramount Pictures eligió para crear su logotipo.
¿Te apetece ver castillos? Más al sur, en dirección a la Isla de Mull, se sitúa Stalker, uno de los castillos más inhóspitos y fotografiados del país que, además, ¡aparece en la película El Santo Grial de los Monty Python!
Puede que te sorprenda saber que las Tierras Altas también albergan bonitas playas. Se pueden encontrar por toda la costa noroeste, aunque la más impresionante es la de la bahía de Sandwood. Deja tu coche en el aparcamiento de Blairmore y aprovecha para estirar las piernas durante los 6 kilómetros que llevan hasta ella.
A medida que te vayas acercando, subirás una colina con vistas a un gran lago de arena dorada y a una vieja cabaña que está, supuestamente, embrujada. En definitiva, ¡un gran día para toda la familia!
Un consejo: lleva contigo buenos mapas y un GPS. Las señales de tráfico son casi inexistentes y las rutas están bastante alejadas de la civilización. Aunque de eso se trata, ¿verdad? Eso sí, a menos que tengas una máquina quitanieves, ¡no vayas en invierno!

¡Deja a Francia a un lado y viaja por la cálida y pintoresca Córcega!

corsica
Si deseas hacer un viaje por carretera y recorrer vastos paisajes, en lugar de ir de atasco en atasco de una ciudad a otra; Córcega es lo que buscas.
Las principales autopistas rodean la isla, uniendo Ajaccio, al suroeste, con la norteña Bastia, y siguen hasta Bonifacio, al sur. Por esta razón, encontramos una enorme extensión de tierras salvajes en el centro de la región, fuera de las principales ciudades. Estas tierras forman parte del impresionante Parque Natural Regional de Córcega.
Si deseas explorar todo lo que la isla tiene que ofrecer, más allá de sus ciudades, alquilar un coche es imprescindible y no puede ser más fácil. Solo tienes que recoger tu coche de alquiler Europcar en el aeropuerto y empezar tu ruta. En muy poco tiempo, estarás rodeado de un paisaje montañoso que esconde encantadores pueblos, ruinas de antiguas fortalezas y bonitas rutas de senderismo.
Si lo tuyo son los paisajes espectaculares, dirígete a las Aiguilles de Bavella (las agujas de Bavella, un horizonte de infarto de picos y riscos). Estas montañas, ideales para realizar caminatas o, simplemente, para hacer unas fotos fantásticas, se encuentran a 2 horas de agradable ruta en coche desde el aeropuerto de Ajaccio. Asimismo, en el camino encontrarás algunos preciosos pueblos donde detenerte a probar el delicioso queso Brocciu o el tradicional cerdo corso.
Córcega es una cálida y exótica isla mediterránea, que merece un viaje por carretera para descubrir todos sus encantos.

Conduce por las rutas alpinas al menos una vez en la vida: ¡un viaje por carretera irrepetible!

alpine_road
Si hablamos de lugares impresionantes, buena comida y la mejor gente, nada supera a Bavaria. Serpenteando por esta esta región como una alfombra roja, te encontrarás con la Deutsche Alpenstrasse, o ruta alpina alemana. Empieza en Berchtesgaden, al sureste de Múnich, y se extiende durante unos 450 kilómetros.
Además, atraviesa el sur de la región bávara hasta Lindau, donde se encuentra el precioso gran Lago de Constanza. Tanto si haces la ruta completa o parte de ella, verás que toda la belleza de los escenarios típicos de los cuentos de hadas alemanes, se concentra allí.
Una forma ideal de empezar es recoger tu coche de alquiler en Múnich nada más aterrizar y dirigirte directamente a la A96 para llegar hasta Füssen, a menos de dos horas de camino. Allí, podrás caminar hasta el fabuloso castillo que parece sacado de Disney, situado frente a un mosaico de tierras de cultivo muy típicas de Baviera.
Después, toma la ruta alpina del este y haz una parada en la imprescindible Abadía de Ettal. No te vayas sin descubrir la famosa hospitalidad bávara y su aún más famosa cerveza, en una agradable granja.
Más adelante, te esperan algunas maravillas naturales como la Garganta de Partnach, el apacible lago alpino de Walchensee, y las increíbles cuevas de hielo de Werfen. Este viaje por carretera, ¡lo tiene todo!

¡Codéate con ricos y famosos en el lago Como de Italia!

como_lake

El viaje por carretera que conduce hasta el Lago Como, puede parecer muy largo. Sin embargo, merece la pena disponer de un coche para explorar esta fabulosa región de lagos cada uno de ellos tiene su propio encanto especial.
Desde el aeropuerto Malpensa de Milán, no hay nada más sencillo. Tan solo tienes que recoger tu coche de alquiler Europcar en el mismo aeropuerto y conducir una hora hasta la localidad de Como. Allí comienza el lado suroeste del lago.
Encontrarás con facilidad un lugar donde alojarte y sin necesidad de tener la cartera de George Clooney. También podrás viajar en ferry para conocer las maravillas de los alrededores como, por ejemplo, Villa del Balbianello, donde el boscoso y magnífico campo italiano se muestran en su máximo esplendor.
Desde allí, sigue una corta y pintoresca ruta en coche por el lado sur del Lago Bellagio. Aquí es donde comienza el verdadero lujo, con fabulosas tiendas y ostentosos cafés de fachada rosada.
La carretera que recorre todo el lago no dejará de sorprenderte, gracias a sus pequeños pueblecitos e iglesias en plena montaña. Pero lo mejor de alquilar un coche, es que puedes acercarte fácilmente a otros lagos cercanos. Así, podrás visitar el fabuloso Maggiore y sus islas con villas de lujo o, el menos conocido, Lago de Orta, con sus fabulosas vistas sobre los demás lagos y los Alpes italianos.

¡Opta por la autenticidad viajando por la ruta costera del Atlántico en Irlanda!

wild_atlantic
Dublín es parada obligada para todo el mundo, pero cuando realmente te sumergirás en el tranquilo y sereno encanto irlandés, es cuando te adentres en el oeste de Irlanda. Podrás ver, oler y saborear la auténtica Irlanda, lejos de la multiculturalidad de la ciudad.
Puedes recoger tu coche de alquiler Europcar en el aeropuerto, y dirigirte directamente a la ruta costera del Atlántico. Esta carretera se despliega desde el suroeste, en Cork, y recorre toda la costa oeste hasta la Corona de Banba, el punto más septentrional de Irlanda.
Este viaje por carretera te conducirá por los paisajes más impresionantes y espectaculares de Irlanda, desde el elegante castillo encantado de Ross, hasta la costa escarpada de Killarney. Además, existe una gran variedad de excursiones en barco hasta algunas de las islas más salvajes e inhóspitas, como las Skellig, refugio de los frailecillos, o las melancólicas Islas Blasket.
En el camino te toparás con Cork y Galway, algunas de las ciudades más animadas. En definitiva, este viaje por carretera lo tiene todo. Y lo mejor es, que a diferencia de algunas zonas del interior de Irlanda, la ruta costera del Atlántico está bastante bien señalizada. Perderse en estas tierras es todo un placer, ya que te dará la oportunidad de charlar con los siempre generosos y amables lugareños.
¡Bienvenido a Irlanda!

Comments

comments

Comparta el artículo