>  >  >  >  >  >  > 
3 Experiencias diferentes para este San Valentín por 365 Sábados Viajando

¡El día más romántico del año ya está aquí! Aunque sea una fiesta importada, San Valentín es la excusa perfecta para marcarse una escapada romántica por España. A veces pensamos que los lugares o momentos más románticos son las preciosas puestas de sol, las playas paradisíacas o perder la noción del tiempo junto a una chimenea encendida y una copa de cava. Sin embargo, todas esas experiencias no son las únicas que podemos disfrutar con nuestra pareja, vamos a contaros unos cuantos planes románticos para un San Valentín diferente, dependiendo del tipo de pareja que seáis.

 

 Escapadas románticas en España

 

Si aún no has decidido qué regalarle a tu pareja, te proponemos estos tres lugares súper románticos para que sorprendas, y nunca mejor dicho, a tu media naranja. Queremos que cupido quede satisfecho con tu trabajo, así que prepárate para conocer estos rincones perfectos para pasar una velada romántica y diferente en San Valentín.

Vivir una aventura en Las Bárdenas Reales, Navarra

Esta escapada es apta para las parejas más alternativas. Si sois de los que os gusta descubrir lugares que parecen de otro planeta, si la aventura y la adrenalina son los principales actores que bombean vuestro corazón o, simplemente, buscáis siempre los lugares más remotos para disfrutar de vuestra única compañía, las Bárdenas Reales son vuestro lugar para compartir confidencias y unas cuantas palabras de amor.

 

Las Bárdenas Reales son uno de los parajes más desconocidos y diferentes que podemos encontrar en la península. Es un espacio natural declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO que se encuentra en Navarra. Su paisaje es absolutamente insólito, en parte por la erosión de su suelo, que como consecuencia ha creado esculturas totalmente naturales dignas de un paisaje lunar. Se nos ocurre que quizás podáis buscar una en forma de corazón. Aquí además se rodó parte de la serie “Juego de Tronos” y existen algunos hoteles muy románticos en los que puedes dormir en una especie de burbuja transparente y vivir una noche mágica bajo el manto de las estrellas.

 

Perderse en el Laberinto de Villapresente, Cantabria

 

Este laberinto, que parece sacado de la novela de Carroll “Alicia en el país de las maravillas”, es el más grande de España. Se encuentra en el pueblo de Villapresente, a 25 minutos en coche de Santander, y nos parece un lugar ideal para recorrer con tu amado o amada. Esta experiencia es perfecta para aquellas parejas que disfrutan de los retos, que tienen paciencia y, sobretodo, que no son claustrofóbicas.
El laberinto consta de unos 5000 metros cuadrados, y su forma quizás les parezca familiar a los amantes de la saga Harry Potter, en su novela “Harry Potter y el Cáliz de fuego”. Puede que, a priori, no os parezca un lugar romántico, pero ahora imaginad cómo sería sorprender a vuestra pareja con una cena para dos justo en el centro del laberinto tras la superación del gran reto juntos de conseguir no perderse entre los miles de cipreses, ¿no es lo suficiente romántico? Entonces añade un anillo de pedida en el postre de tu chico o chica.

Desconectar en la Vall de Núria, Cataluña

Por último, y aprovechando que San Valentín cae en pleno invierno, para las parejas “ski lovers”, ¿qué mejor manera de pasar el día más romántico del año que bajando juntos en trineo por el manto blanco que crea la nieve? Luego podéis pasar el día esquiando y compitiendo para ver quién es el mejor esquiador.

 

Ahora sí, dedicad la caída del sol, cuando las temperaturas son más bajas, para calentar vuestros corazones en esa chimenea de la que os hablábamos antes, está claro que la vida es aventura, pero el equilibrio con las tradiciones más románticas no puede faltar ¿no creéis?

 

Decidnos, ¿en qué tipo de escapada encajáis mejor como pareja? No olvides que, vayas donde vayas, y aunque no puedes escapar de tu ciudad, lo importante es pasar la velada junto a aquella persona con la que compartes tu vida. ¡Feliz San Valentín!

Disfruta de más post de 365 Sábados viajando en su  blog.

Comments

comments

Comparta el artículo