>  > 
10 matrículas curiosas de coches (I)

Después de las señales de tráfico curiosas, hoy volvemos a un elemento de los vehículos: las matrículas. En España no podemos personalizar las matrículas de nuestros vehículos, de hecho en las ya no tan nuevas matrículas (con 4 cifras y 3 letras) sabrás que no hay vocales para evitar así palabras malsonantes… pero en otros países, sobre todo en muchos de los estados de Estados Unidos, las matrículas son completamente personalizables en sus caracteres, dando lugar a ejemplos de lo más llamativo. Recogemos aquí 10 ejemplos de matrículas curiosas y graciosas de coches:

 

El coche caníbal

En el estado de Colorado lanzaron una serie de matrículas que, junto al nombre del lugar incluían un “Kids1st” (“los niños primero”), para recordarnos que al volante hay que tener cuidado siempre con los más pequeños y su bienestar. Los estadounidenses, al poder personalizar sus matrículas, utilizaron esto para poner algunos mensajes terroríficos, como el que ves aquí abajo: “Colorado se come a los niños primero”. ¡Canibalismo sobre ruedas!

matricula-eat-the-kids

 

¡Al abordaje!

Si tienes un Jeep con la mítica bandera del pirata Calico Jack (esa calavera con dos espadas cruzadas) cubriendo la rueda de repuesto en la parte trasera, la matrícula tiene que ir en consonancia: ¿qué mejor que un alarido pirata en forma de “aarrr”?

matricula-pirata

 

Amor de madre

Una matrícula puede parecer un espacio diminuto para la prosa, pero en este ejemplo vemos cómo algunas cuentan toda una historia acompañada de su pequeño marco. I♥YRMOM: “amo a tu madre, dile que mando saludos y que quiero que me devuelva mis calcetines”.

matricula-madre

 

¡Magia!

En el estado de Nevada algún seguidor de la saga de libros y películas de ‘Harry Potter’ decidió poner a su matrícula, debajo de la palabra Nevada, “Kedavra”. ¡Esperemos que no quiera mandar ningún maleficio en forma de “Avada Kedavra” al resto de los conductores!

matricula-abracadabra

 

Para rubios y rubias

El absurdo estereotipo de que los rubios y las rubias son tontos, hecho matrícula. Un giro de 180 grados y un chiste fácil en un llamativo y deseable vehículo.

matricula-rubia

 

Homenaje de cine

“Hasta el infinito… ¡y más allá!”: eso exclamaba Buzz Lightyear en la saga de Disney ‘Toy Story’, y si uno tiene un modelo de coche llamado Infinity resulta difícil resistirse a poner abreviado en la matrícula un “and beyond”, reproduciendo la frase del popular juguete en inglés.

matricula-infinito

 

Un fan de los videojuegos

Otro ejemplo de combinación de la nomenclatura del modelo del vehículo y las palabras en la matrícula: si desde pequeño has jugando en tu consola o consolas como Link, es lógico que quieras conducir un “Legend of Zelda” homenajeando a la popular saga de videojuegos de Nintendo.

matricula-zelda

 

Un cubo de colores

Lo que le falta a este Nissan es ir pintado con cuadraditos de seis colorines. En la línea de los ejemplos previos, otro conductor que aprovecha el modelo y la matrícula para hablarnos en este caso de uno de los rompecabezas más famosos de todos los tiempos, el cubo de Rubik.

matricula-rubik

 

Recuerda la distancia de seguridad

La imagen habla por sí sola: este conductor ha sufrido algún accidente en la parte trasera de su vehículo, así que ha decidido pedir amablemente a los que vienen detrás que se detengan (“Please stop”) mientras no lo lleva al taller.

matricula-please-stop

 

Matrícula rockera

Y por último, una matrícula de heavy metal: un fan de Metallica se las ingenió así para poner el nombre de su banda favorita en el coche. Menos mal que no era seguidor de The Jesus & Mary Chain, No Me Pises Que Llevo Chanclas o un grupo con un nombre más extenso…

matricula-metallica

 

 

 

Fuentes de las imágenes: 1 y 2.

Comments

comments

Comparta el artículo