>  > 
10 consejos para una conducción segura en moto

Conducir una moto no es lo mismo que conducir un coche: son dos vehículos muy diferentes, y puede que no estés habituado a manejarte sobre las dos ruedas. Alquilar una moto con Europcar te permitirá recorrer una ciudad sin agobios, pero antes de subirte a ella debes tener en cuenta que este vehículo es más frágil y de menor tamaño que un coche, entre otras particularidades. Te ofrecemos una serie de consejos y recomendaciones para que puedas conducir en moto con toda seguridad.

 

 

Hazte ver

Una moto es más pequeña que un coche, por eso es importante no pasar desapercibido para el resto de los conductores. Evita el color negro tanto en tu moto como en tu equipamiento, usa elementos reflectantes, deja siempre espacio libre a tu alrededor, usa las luces, haz gestos para señalizar tus maniobras e incluso si es necesario utiliza la bocina.

 

moto-europcar-alquiler

 

Distancia de seguridad

Nunca circules en paralelo a otros vehículos, y nunca circules pegado a los coches, tanto en movimiento como detenidos. Por ejemplo, alguien dentro de un coche parado podría abrir una puerta y provocar una colisión con tu moto. ¡Mantén la distancia de seguridad! Así garantizarás una visibilidad máxima.

 

Cuidado con el asfalto resbaladizo

Con lluvia (lo mismo con nieve o hielo) tu moto podría resbalar en alguna tapa de metal, una rejilla de ventilación, la pintura de alguna indicación de tráfico, un paso de peatones… Asimismo, ten mucho cuidado con las manchas de aceite que podrás localizar en forma de reflejos arcoíris en el asfalto, y evita las grietas en la calzada.

 

No mires sólo al que está delante

Es un error muy común quedarse con la mirada fija en la luz o el piloto trasero del vehículo que tienes justo delante. Vayas solo en tu moto o en un grupo de ellas, mira más allá y ten siempre una visión general de la carretera y de todos sus elementos.

 

Anticípate

Ya sabes que la moto es un vehículo más frágil que un coche, así que extrema tu atención y prevé las maniobras que van a realizar otros vehículos: giros, paradas, incorporaciones… No des por supuesto que te han visto y evita siempre el ángulo muerto del espejo retrovisor de los coches. Tienes que circular y detenerte en un lugar en el que estés seguro de que los demás puedan verte bien.

 

conduccion-segura-moto-3

 

Ve con los dedos preparados para frenar

Si hay muchos vehículos en la carretera es más probable que se produzca algún frenazo. Reacciona a tiempo y ve siempre listo para lo que pueda suceder. No olvides que necesitas usar tanto el freno delantero como el trasero; este último es necesario para estabilizar la moto.

 

Comodidad en la moto

Adopta una postura natural y lo más cómoda posible, no forzada, ya que esto provocaría que te canses antes y tardes más en reaccionar. La DGT recomienda no conducir más de 150 kilómetros o una hora y media sin parar. Si te sientes cansado, para con más frecuencia y recupérate antes de seguir tu trayecto.

 

Curvas en moto

A menor visibilidad, reduce la velocidad y toma la curva pegado a la derecha. Toma las curvas con prudencia, anticipándote, frenando antes, bajando marcha y preparando la salida de la curva. Si te encuentras con una sucesión de curvas, piensa en dejar cierto margen en la primera para tomar las siguientes lo mejor posible.

 

Si llevas pasajero…

La carga sobre la rueda trasera será mayor, así que debes contar más con el freno trasero que si vas tú solo en la moto. El pasajero nunca debe sujetarse en las asas de la moto, sus manos deberán agarrarse a la cintura del conductor o al depósito.

 

conduccion-segura-moto-4

 

Lleva siempre el casco

Parece obvio, pero nunca está de más decir que es obligatorio ponerse el casco al ir en moto. Llévalo correctamente abrochado y ajustado, y recuerda que los cascos “caducan”: si sufre algún golpe deberás revisarlo y reemplazarlo si fuera necesario.

Fotos 13 y 4 en CC: Flickr.

Comments

comments

Comparta el artículo